Va de frases #5 (Cambios)


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cuando uno entra en una espiral aparentemente sin retorno, lo mejor es cambiar de aires, renovarse o morir esa es mi premisa ante todo. No son las personas, es uno mismo en su continuo interés en cambiar las cosas a mejor. Me lo auto-impongo  porque hace tiempo me di cuenta que muchas cosas insanas llegan sin pedir permiso, instalándose en todo tu cuerpo, abarcándolo todo o casi todo en tu mente.

Este video del genio de la música recientemente desaparecido David Bowie con su tema “Changes”, es todo un estandarte, resume en una canción lo que digo. Simboliza el continuo cambio que un ser humano debe adoptar en su vida para evolucionar. Me quedo con una frase del mismo “Solo tengo que ser un hombre diferente, el tiempo puede cambiarme..pero no puedo esperar al tiempo”.

Pido disculpas a todas aquellas personas que me aprecian o me apreciaron alguna vez y agradecer a todas esas personas que estuvieron a mi lado en los peores momentos. No hago el cambio por las personas, que son valiosas ya de por si..sois inteligentes lo entenderéis.

Dejare Facebook y otras redes sociales a fin de alcanzar mas facilmente mis metas, sigo con mi blog que me ha acompañado durante tantos años. Mi teléfono sigue existiendo. No desaparezco del todo. Besos y abrazos amigos

Viaje hacia el cambio



Atrás quedaron muchas cosas, ilusiones, experiencias, buenos momentos y también malos, pero lo mas importante, mi familia que lo sufrió con mi compañía y después en la lejanía.
Esta es una serie de fotografías realizadas desde el móvil, durante el transcurso del viaje, un viaje que fue bastante largo, 1400 kilómetros, salí un sábado al alba y llegue el domingo por la mañana, ya se que son más kilómetros de los calculados para este trayecto, pero cometí un error en albacete al dirigirme hacia murcia, lo cual tuve que volver y retomar mi camino de nuevo, no ocurrieron grandes cosas a parte de ese descuido, tuve que descansar por la noche porque se me caían los ojos de sueño, una parada más o menos cada 200 kilómetros aunque no siempre lo cumplí e hice en algún momento menos, Con la carretera no se juega, más vale llegar algo tarde que quedarse para siempre en la carretera. Cuando llegué fue un poco extraño las sensaciones, porque se entre mezclaban distintos sentimientos contrapuestos, pero a medida que avanzaba el día fue desapareciendo y rápidamente me fui adaptando al nuevo hábitat. Ya explicaré mas adelante otros acontecimientos que ocurrieron en el transcurso del viaje y la llegada.