El Alma Joven del Angel


Mucho se ha hablado y se hablará sobre ese gran misterio que es el amor.. Yo tengo una particular manera de entenderlo, no es tan particular puesto que lo avala personajes tan conocidos como Jorge Bucay o Erich Fromm, creadores de una nueva o no tan nueva filosofía y/o actitud ante ese termino, a nuestra vida. Yo soy creador de una sala de chat llamada “#Mi Amor No Existe”  en un determinado chat, mucha gente se hace la misma pregunta nada mas entrar antes ni siquiera saludar, “¿como que no existe? claro que existe hombre” y cosas del estilo. Entiendo que para un simple “mortal” se llene de preguntas dado lo duro del mensaje, pero siempre me he caracterizado por tener una dosis alta de ironía bastante profunda y no es que me tome a broma el nombre de la sala sino que entiendo que en la vida, en esta sociedad tan obcecada en antiguas costumbres, ta poco flexible al entendimiento, al reflexionar sobre nosotros mismos, que nos ha tocado vivir, pues necesita un golpe de efecto (una torta-dicho de una forma menos fina). Esa es la única pretensión, aparte de dar luz a esos yo los llamo “zombies funcionales” que tambaleándose van de un lado a otro sin ver por donde pisan. Mareando, engañando a los que le rodean consciente(peor) o inconscientemente (lo mas común).

Yo les formulo la siguiente la pregunta “¿como entendeis vosotros el amor?” a lo que me contestan rápidamente en lenguaje xat “uuff”, “puff”, “es complicado…”, inicialmente para alguien que no le haya dado vueltas y vueltas a la cabeza es normal contestar con expresiones dubitativas, debido a su poca experiencia o a una nula reflexión dentro de si mismos sobre lo que realmente significa el termino, lo que conlleva y cual debe ser nuestra actitud después de tener mas claro su definición teórica. Bien, siempre a continuación de esa expresión le sigue un mensaje que deja claro el porque de esa duda que nos amarga a muchos, no es otra que una decepción amorosa, una separación, divorcio etc..

Pienso que lo importante en estos casos no son tanto el numero de experiencias que uno haya tenido que lidiar en cada momento sino las resoluciones de las mismas, ¿de que sirve haber tenido 1000 experiencias si no has aprendido las lecciones de cada una? lo que quiero decir con esto es que un hombre de 50, 60 años puede ser igual o mas inmaduro en este aspecto que un chaval de 20 años y eso no es nada sino que es aun peor, un joven tiene toda una vida para aprender pero y un hombre de 60 años, ¿que ha echo en su vida para no tener claro que es amar y como se debe amar?. Cada relación terminada debe de ser bien reflexionada, pensar que es lo que ocurrió, claro..de nada sirve mentirnos a nosotros mismos y de nada sirve echar las culpas al mundo en vez de a nosotros mismos, por lo tanto hay que incidir, analizar en los problemas que llevaron a ese fin “trágico”, por mucho que duela, lo malo no es sentirnos culpables, lo malo es no pensar en ello y no ser objetivo. El amor es ciego en el enamoramiento..por esa misma característica debemos ser conscientes en cada momento que es lo que queremos realmente para nosotros y así desechar lo superfluo , lo insignificante, el lastre,  lo que no nos conviene, así llegaríamos a nuestras metas con el menor daño posible, teniendo seguridad en nosotros y actuar firmemente en el caso que se deba hacer.

Se hace necesario conocer a las personas en profundidad, bajo el marco de la comunicación real, la cuestión no es aceptar a cualquiera, ni por motivos superficiales como estar güeno, ser guapo, ser alto rubio, moreno, buena posición social, guiarnos por sus posesiones como coches casas etc. creo que es obvio ¿no?, si, lo es todos decimos alguna vez “a mi me interesa el interior, no me importa en absoluto el físico”, si..lo decimos pero estamos entrando en el engaño, porque realmente seguimos buscando al guapo, malote etc. ¿entonces que ocurre? Lo que ocurre es que nos tenemos miedo a nosotros mismos y no queremos reflexionar sobre las cosas importantes, las cosas sencillas. Pensar y actuar superficialmente es un error, pero poca gente puede darse cuenta de ello, ¡ojo! tampoco os machaqueis, somos humanos, aprendamos de nuestra inmadurez que requiere de todo nuestro esfuerzo y de una actitud activa diaria tomándolo como filosofía de vida. No temais entrar en lo mas profundo de vosotros mismos, puede doler mucho al darnos cuenta de vuestro desastroso pasado, de lo mal que lo habéis estado haciendo, pero siéntete orgulloso porque eso te demostraría lo valiente que eres. Lo mas difícil que hay en la vida es conocerse a uno mismo. Algún día tienes que empezar, ¿no?.

“¿Cuáles son los pasos necesarios para aprender cualquier arte? El proceso de aprender un arte puede dividirse convenientemente en dos partes: una, el dominio de la teoría; la otra, el dominio de la práctica. Si quiero aprender el arte de la medicina, primero debo conocer los hechos relativos al cuerpo humano y a las diversas enfermedades. Una vez adquirido todo ese conocimiento teórico, aún no soy en modo alguno competente en el arte de la medicina. Sólo llegaré a dominarlo después de mucha práctica, hasta que eventualmente los resultados de mi conocimiento teórico y los de mi práctica se fundan en uno, mi intuición, que es la esencia del dominio de cualquier arte. ¿Sucede acaso que sólo se consideran dignas de ser aprendidas las cosas que pueden proporcionarnos dinero o prestigio, y que el amor, que «sólo» beneficia al alma, pero que no proporciona ventajas en el sentido moderno, sea un lujo por el cual no tenemos derecho a gastar muchas energías?”

Erich Fromm de su magnifica obra “El arte de amar”

Y no menos importante y clarificador sobre lo que he intentado haceros entender es el prologo del libro que dice lo siguiente.

La lectura de este libro defraudará a quien espere fáciles enseñanzas en el arte de amar. Por el
contrario, la finalidad del libro es demostrar que el amor no es un sentimiento fácil para nadie,
sea cual fuere el grado de madurez alcanzado. Su finalidad es convencer al lector de que todos
sus intentos de amar están condenados al fracaso, a menos que procure, del modo más activo,
desarrollar su personalidad total, en forma de alcanzar una orientación productiva; y de que la
satisfacción en el amor individual no puede lograrse sin la capacidad de amar al prójimo, sin
humildad, coraje, fe y disciplina. En una cultura en la cual esas cualidades son raras, también ha
de ser rara la capacidad de amar. Quien no lo crea, que se pregunte a sí mismo a cuántas
personas verdaderamente capaces de amar ha conocido.

Reflexionemos sobre un texto muy conocido del gran Jorge Bucay.

Quiero que me oigas sin juzgarme, quiero que opines sin aconsejarme, quiero que confies en mi sin exigirme, quiero que me ayudes sin intentar decidir por mi, quiero que me cuides sin anularme, quiero que me mires sin proyectar tus cosas  en mi, quiero que me abraces sin asfixiarme, quiero que me animes sin empujarme, quiero que me sostengas sin hacerte cargo de mi, quiero que me protejas sin mentiras, quiero que te acerques sin invadirme, quiero que conozcas las cosas mias que mas te disgusta que las aceptes y que no pretendas cambiarlas, quiero que sepas que al menos hoy tu puedes contar conmigo sin condiciones..

Tal vez encontremos una respuesta en esta definición sobre en qué consiste el amor verdadero: sería la combinación de deseo, ternura y amistad. Una pareja se une por la presencia de estos tres elementos y sus momentos de felicidad se deben al equilibrio de estos mecanismos psicológicos. Cada uno de estos factores es una parte primordial de lo que conocemos como “Amor Verdadero”. El deseo es el enamoramiento, el amor pasional. Es el que te hace sentir “loca de amor”; es un amor que duele  y se relaciona con lo erótico y lo sexual. La amistad es compartir, preocuparse por el otro, estar juntos en buenas y malas situaciones. Y la ternura es lo grato, el mimo, la no violencia. Esta fórmula parece ser bastante efectiva pero no fácil de lograr. Cuando algún elemento falta, el sentimiento es de decepción e insatisfacción. Lo cierto es que a menudo las parejas se “enganchan” por alguno de estos elementos, generalmente el deseo, con ausencia de los otros dos y entonces cuando el deseo se evapora se termina la pareja. El amor verdadero asegura la pasión, el afecto y la comprensión, y evita los celos y el control, por eso dura más tiempo y produce más placer. Es el amor el que produce energía, dan deseos de luchar y de cambiar, además conforta en todo momento. Para no equivocarse, lo ideal es ir tranquila sin estar desesperada por encontrarlo y es ahí cuando entonces aparece. Y recuerda que cuando el amor aparece produce alegría y paz, si trae problemas y llantos no es amor de verdad.

Anuncios

4 comentarios en “El Alma Joven del Angel

  1. candi dijo:

    bueno ami me gusto lo q lei el amor es para vivir es para q lo vivamos y para sentirlo y para q dure aunque tu digas lo contrario jajjaja un besito CANDY

  2. candi dijo:

    ola q eres el mejor y q sigas pensando asi del amor x q ay gente q no lo piensa y se necesintan gente como tu para dar animos para creer y querer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s